martes, 21 de julio de 2009

La teoría de los panqueques

Hace un par de días hablaba por MSN con una amiga sobre los consejos... yo le decía que generalmente no sirven de mucho porque todos somos diferentes, "no somos recetas de panqueques", le dije en ese minuto.

Pero luego de reflexionarlo un poco más, llegué a la conclusión (para nada profesional) de que no hay nada -en términos culinarios por si acaso- que sirva más para explicar el comportamiento humano como los panqueques, a grosso modo.

Mi punto cuando conversaba con mi amiga era que para mí un consejo es algo que en mi situación personal ha funcionado, pero dado a que ella y yo somos bastante diferentes probablemente a ella no le dé resultado... porque ella es más rollera que yo, porque yo me río más de las cosas, porque no me hago atados a la hora de decir lo que pienso a la gente que quiero, y una laaaaarga lista de etcéteras.

Pues bien, con los panqueques pasa igual! Todavía no conozco a DOS personas que tengan la misma receta para hacerlos... ni siquiera en los ingredientes coinciden y, al menos cuando yo intento darme un gusto haciéndome algunos, muchas veces depende hasta de si 'se te quieren dar o no', como decía una de mis hermanas mayores. Joer! que muchas veces ni siquiera me sirven las porciones usadas la última vez.

A lo que voy, las personas somos tan volubles y cambiantes de un especimen a otro como los intentos de hacer panqueques, y en ambas materias los consejos son escuchables pero definitivamente cada uno tiene que terminar haciéndose su propia idea.

Lo malo de mi teoría de los panqueques es que cada vez que la explico me dan ganas de comer, ¿por qué será? XD



PS: Mi señor esposo acaba de acotar que habría que tomar en cuenta todos los posibles rellenos para escoger... mmmh... panqueques alguien dijo? :P

4 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Panqueques según yo:
- Una taza de harina
- Un huevo
- Leche (entera) a gusto
Nunca he recibido quejas...

Y la gente es como la comida, no solo como los panqueques.

También me dio hambre.

Anaís Sandiego dijo...

Me hizo reír tu teoría, pero es tan tan cierta. Lo malo es que me quedé pensando: si a mi mecuestan tanto los panqueques ¿será que no cocino bien a la gente? jajajaja

Y estás casada... yo también me casé joven (aunque no soy ejemplo para nadie). Espero que lo tuyo tenga un lindo happy end.

Saludos y gracias por visitarme :)

una Nadia dijo...

Mónica-> Quién se va a quejar de los panqueques! eso es una herejía culinaria :P Y tienes razón, hay personas que definitivamente son una intoxicación segura.

Anaís -> Cuando llegué a tu blog acababa de dar el sí... Quiero pensar que a diferencia de muchas parejas, Daniel y yo sabemos de qué se trata el matrimonio y la convivencia. Pero más allá del happy end y el arco iris al final del camino, estoy feliz del día a día al lado suyo.
Y bueno, en una de esas habrá que cambiar de receta! ;)


Saludos y gracias por pasar!

~* neki *~ dijo...

TENEMOS Q HACER PANQUEQUES‼