miércoles, 18 de marzo de 2009

No me vengan con eso del mal menor

Estoy chata de que la última campaña electoral sea, lisa y llanamente, para elegir al llamado 'mal menor'. ¿Qué prefiere usted, al malo o al peor? Pues a ninguno! Me da rabia que la gente tenga tan mala memoria, porque es la única forma en que me explico los resultados de las encuestas, que dan sendos resultados a Piñera y Frei. ¿¿Qué rayos tienen todos en la cabeza??
Porque, al menos para mí es imposible olvidar el gobierno de Frei, y mucho menos sacar un balance positivo de aquello. O sea, el tipo impulsó una Reforma Educacional aumentando las horas de clase y quedó la escoba porque el 70% de los colegios y liceos no tenían la infraestructura necesaria... la evaluación docente todavía no resulta y habría que ir a preguntarle a los profes si en realidad les mejoraron los salarios, como la cosa prometía.
Además, Frei me recuerda las hidroeléctricas en territorio mapuche y todos los documentales que vi sobre las nosécuántas hectáreas de araucarias y cementerios mapuche que quedarían sepultadas bajo el agua, para un proyecto energético que no duraría ni 20 años, porque sería incapaz de sustentar el consumo de electricidad en lo inmediato.
Otra cosa que asocio a Frei es el tratado de gas con Argentina, ése que hace como dos años nos trae uno que otro problema y ha llevado a la industria a reconvertirse a otras fuentes de energía porque resultó ser que las reservas de gas se estaban acabando y Argentina decidió cortar el suministro para asegurar que allende la cordillera no les falte. Más encima, cuando se firmó el susodicho convenio se sabía que no se podía asegurar el suministro, pero a quién le importó? a nadie. Y ahora estamos cazados con el problemita, tratando desesperadamente de encontrar las nuevas fuentes de energía que en más de 10 años nadie quiso buscar hasta que estalló la crisis del gas.
Este tipo, tan preocupado por darle 'señales al empresariado', quitó impuestos, flexibilizó los contratos y buscó tratados de libre comercio con medio mundo, olvidándose de poner en la letra chica las protecciones al mercado interno, que es lo primero que cualquier nación civilizada hace.
Frei significa para mí puros cachos para el presidente siguiente, porque además cuando al tipo le preguntan por todas estas cosas, sale respondiendo que 'no sabía que la reforma educacional iba a ser tan mala', y que de haberlo sabido 'no lo hubiese hecho', como le dijo a unos compañeros de U en el congreso. ¡Por favor! No es lo mismo quebrar toda la vajilla de una casa a cagarte a todo un país. Con pedir disculpas no basta, por algo dicen que de buenas intenciones está tapizado el infierno, caballero.
Y del otro candidato, sólo puedo decir que nada más que el Diablo sabrá lo que nos tiene preparado...
_______


2 comentarios:

Mely dijo...

Uuuf, no hay como tener feliz a la gente, por esto de la memoria selectiva.
Yo voy a inscribirme y a votar por Piñera, para que quede la cagada de una vez por todas. Piñera se va a poner medieval en nuestros traseros (cita de Pulp Fiction xD), pero mirándonos a los ojos y no a escondidas como la Concerta.

Saludos =)

una Nadia dijo...

Jajaja... y yo que creía que apoyando a la Jiles iba a expresar mi inconformismo.
Siempre voto por el candidato perdedor pero ondero xD