sábado, 24 de octubre de 2009

De terror

Esta semana me entregaron mis lentes... fui al oftalómologo jurando que me iba a mandar para la casa con un "no sea tan histérica, si usted no tiene nada" y salí con una receta para ver la vida en High Definition.
Y así iba por la calle uno de estos días, haciendo hora para llegar a la pega y vitrineando cosas que claramente no necesito por Providencia cuando de pronto me intercepta un tipo.

Tipo: Hola, estoy haciendo una encuesta, te puedo hacer unas preguntitas?
Yo: Bueeno... (recordé que alguna vez me tocó hacer de esas pegas mulas y no pude decir que no, craso error)
Tipo: Mira, estamos dando a conocer nuestro local de Periquito Come Poquito, y blablablablablá...

Iba todo bien hasta que el 'encuestador' me sale con ésta...

Tipo: Y por último, ¿te puedo pedir tu teléfono?
Yo: ¿Y para qué sería?
Tipo: Es que quisiera llamarte otro día a ver si nos podemos juntar... blablablá... conocernos mejor...
Yo: Primero, estoy casada... Segundo, me tengo que ir a la pega, adiós

Y me fui corriendo a refugiarme a mi trabajo, aunque me quedara casi una hora para empezar mi turno... lo que me recordó la vez que me joteó un carabinero en una comisaría, o la vez que me joteó un supongo-que-enfermero mientras me sacaba sangre para una donación... Será que los tiene muy consumidos la pega que no pueden ir a buscarse prospectos a otra parte :P

3 comentarios:

¿Lesbiana? dijo...

A mi una vez me chamuyó el que te atiende los llamados de taxi. Ni siquiera me podía ver!

Paula Adriana dijo...

JAJAJAJ, Nadia matando. Que chistoso, yo soy muy pollo o nadie me jotea :P

Mely dijo...

Pero describe al compadre, pos xD No es lo mismo Brad Pitt que Ron Perlman (el que hace de Hellboy), jaja.

Aunque es cierto, algo así de intempestivo es para salir arrancando.

Saludos!